Venezuela se queda sin profesores universitarios

El dato lo reveló ayer la rectora de la UCV en una entrevista: la Central ha perdido más de la mitad de sus profesores. “Entre jubilados, jóvenes y personas que abandonan sus cargos se nos ha ido más del 60% de los docentes”, dijo. El número confirma una trágica realidad que se ha venido gestando desde hace tiempo: la universidad venezolana se queda sin docentes. ¿La causa? Los paupérrimos sueldos que devengan, que han convertido a la educación universitaria en una profesión con la que viene implícito un voto de pobreza laico, y por ello mismo ha convertido su ejercicio en una virtud heroica. Hasta el año pasado, los sueldos de los profesores se encontraban, incluso, por debajo del salario mínimo, ya que el gobierno los había mantenido congelados durante años. En julio se hizo un ajuste, luego del cual el salario de un profesor titular a tiempo completo quedó en 19.000 BsF ($19 a la tasa del único dólar que se consigue). Con ese mismo ajuste, lo máximo a lo que podría aspirar un profesor, y ello siendo titular,  a dedicación exclusiva, y con por lo menos 20 años de ejercicio, doctorado y publicaciones, son 50.000 bolívares ($50 a la misma tasa), lo que los deja como los peor pagados del continente. A los que quedan, que son cada vez menos. ¿Quién, entonces, formará a los profesionales del país? ¿Con qué profesionales, entonces, podrá sacarse adelante este país? La situación es grave.

Deja tu comentario

You May Also Like