Dieterich: Estamos en las puertas de una dictadura militar

#Análisis: Fue, hasta 2007, uno de los asesores e ideólogos de la revolución bolivariana. Alemán de nacimiento y sociólogo de profesión, Heinz Dieterich trabajó cerca de Hugo Chávez y le dio bases teóricas al “socialismo del siglo XXI”. De allí que sus análisis tengan cierto prestigio. Y lo que dice en el último es interesante. En su opinión, “la constitución del ‘Comando Nacional Antigolpe’ y el nombramiento de Tareck El Aissami como su coordinador y nuevo Vicepresidente Ejecutivo colocan a Venezuela en la antesala de la dictadura militar abierta. Es el último dispositivo disponible de un Estado y modelo en agonía, previo a la instalación de un régimen militar abierto. Significa la amenaza con la fuerza brutal”. Para Dieterich un cambio de rumbo en la situación del país sólo puede provenir de 3 fuentes, a saber: “a) una mayor intervención de Washington; b) un levantamiento popular y/o de clase media; c) un cambio en la correlación de fuerzas dentro del aparato militar”. ¿Y la oposición, y la Asamblea? A ninguna le arrienda la ganancia: “la camarilla en el poder no entregará el Estado bajo ninguna de las modalidades institucionales que la oposición promueve en sus simulaciones y ‘reality shows’ parlamentarios. El diálogo con la Internacional Socialista y el Vaticano, por ejemplo, es un foro mediático y nada más. La modificación real del status quo sólo vendrá por uno de los tres escenarios mencionados anteriormente. Lo demás son memes propagandísticos y deseos filantrópicos que desconocen la realidad darwinista de las sociedades de clase y el papel de la violencia en ella”. En su cierre, Dieterich deja en el aire una pregunta: “El nombramiento de El Aissami y la formación del Comando Antigolpe representan la política madurista de siempre: improvisaciones tácticas, carentes de estrategia y perspectiva. Mientras tanto, el país sufre las consecuencias de este circo político, en el cual entretienen los gladiadores y payasos de dos camarillas de la clase dominante. A diferencia del circo romano, el pueblo está ausente. ¿Hasta cuándo?

Deja tu comentario

You May Also Like