¿Nos crees idiotas?

Es el orden natural de las cosas. La consecuencia lógica de los hechos. Si se elige a un inútil para un cargo público, su gestión no puede ser otra sino la de un inútil; es decir, una catástrofe. Por dos veces (2008, 2012), el pueblo de Vargas eligió como gobernador a un hombre cuyo único mérito conocido era haber ocupado el puesto 60 (de 75) de la promoción Simón Bolívar II de la Academia Militar y haber sido, por poco más de un año, Ministro de Defensa de Chávez. A ese hombre, el pueblo varguense lo puso al frente, con las consecuencias previstas: Vargas es un estado en ruinas. Sólo hace falta darse un breve paseo por allí para ver su gestión. Ayer, sin embargo, hubo un hecho grave: dicen los medios afines que el puente Guanape II colapsó. Aunque lo más propio sería decir que se le cayó a García Carneiro. ¿Por qué? Porque desde hace tiempo había denuncias sobre su grave deterioro. “Cuando los camiones transitan por el lugar, el piso se estremece y los vecinos se asustan pues temen que se caiga en cualquier momento”. Eso se lee en una nota publicada el 01 de julio de 2016 en un diario regional. “La estructura pende de un hilo porque no ha recibido atención desde hace más de 20 años”, escribían. Ayer, por fin, pasó lo previsto. ¿Y qué hizo el prócer que gobierna Vargas? Llamar al SEBIN y acusar a la oposición de sabotaje. “Ordeno una investigación porque -también es un poquito sospechosa la cosa- no se cayó por una carga pesada, no hubo movimiento sísmico. Se cayó solo. Un puente de esa magnitud que se caiga solo merece una investigación”. Efectivamente: una investigación penal para enjuiciar y sacar del cargo al redomado inútil que advertido por la prensa y por la gente del inminente colapso del puente no hizo absolutamente nada para evitarlo y permitió que sucediera. A ése sí.

Deja tu comentario

You May Also Like