¿Buen o mal resultado?

La de Atlas cargando al mundo es una imagen que bien puede ilustrar lo que significó realizar la consulta de ayer: sin CNE, sin Plan República, sin los centros electorales de siempre, sin poder hablar de ella en los medios ni mucho menos hacer campaña y con apenas tres semanas para montarlo, el Plebiscito fue, en primer lugar, una prueba de fuego logística y operacional cuya magnitud solo pueden valorar, en su justa dimensión, quienes participaron de ella. Sobran testimonios de jornadas de trabajo diarias de 18 y 20 horas, de reuniones hasta el amanecer, llamadas interminables y mil tareas por hacer. No faltan, tampoco, las historias desesperadas de aquellos que abrumados por el peso de todos los pendientes que había hasta el sábado en la tarde estuvieron a punto de tirar la toalla. Nada de eso se vio pero todo sucedió. Y además con recursos justos y apelando al empeño voluntarioso y desinteresado quienes lo organizaron, que trabajaron mucho y cobraron poco (o nada). Ya sólo por allí, que la consulta se haya llevado a cabo del modo impecable en el que se llevó, bastaría para sentirse satisfechos. Ahora bien: el resultado. 7.186.170 fue la cifra que dieron los rectores, con 95% de las actas escrutadas. Fue conocerla y decepcionarse muchos. ¿Por qué? Por la cantidad de humo que se dejaron vender: la gente (cadenas de WhatsApp y opinadores y políticos irresponsables mediante) esperaba un número industrial (11 millones) hecho a base de producción artesanal. Y eso, por más entusiasmo y voluntad que haya, es imposible. Bastaría apenas insertar, dentro del contexto ya explicado, un solo dato para entenderlo: el del número de mesas. Ayer había 14 mil mesas, cuando en cada elección lo usual son 45 mil. A partir de allí, extrapolando e intrapolando, es que se puede hacer alguna remota comparación con los procesos electorales. A partir de allí tiene sentido preguntarse: ¿si en un plebiscito improvisado se sacaron 7,2 millones, cuántos (más) no podrían obtenerse en una elección normal? He allí el detalle.

You May Also Like