RESEÑA: Grupoem

Por: Humberto González

Quizás Grupoem no pueda remitir a ninguna otra banda en el mercado. Quizás nada se parezca a lo que la banda de Vancouver puede ofrecer. Es quizás la extraña melodía y voz de Marph, o los extraños arpegios, o el uso de los beats y la batería fuera de tiempo que hacen que los temas se tornen aún más y más fuera de lo común.

Sin embargo, Grupoem es una banda de virtuosos en cada uno de sus puestos. Con Terry Robinson detrás de la composición de toda la música y las guitarras, con Marph en las voces, Grupoem puede asemejarse al más dispar y disonante Husker Du, en algunos momentos. DirtChurch, su último álbum, está compuesto por 18 temas, quizás más de lo que suele ofrecer una banda, que van desde las cosas más mundanas hasta temas un tanto más “serios”.

“Hall of shame” es quizás el tema más interesante del álbum, una especie de tema punk en donde los riffs son repetitivos y ejecutados sin tanto cuidado; una producción imperfecta y con tiempos discordantes que convierten a “Hall of shame” en un tema digno de mosh y pits. Esto, hasta que llegamos a escuchar la desastroza “AssBankwardz”, un tema punk, desordenado, con la más graciosa de las letras de todo DirtChurch, un tema que recuerda al más genial Municipal Waste, y deja deseando por más de esa ejecución despreocupada.

https://groupoem.bandcamp.com/releases

Deja tu comentario

You May Also Like