Nicanor Parra, el antipoeta, cumple 103 años

Hoy es 5 de septiembre, y aparte de la hija de Vico C (en sus eternos 13 de toda la vida) cumple años un hombre de improbable y longeva vida: el anti poeta chileno Nicanor Parra, que hoy está dándole su vuelta número 103 al sol. “De estatura mediana, / Con una voz ni delgada ni gruesa, / Hijo mayor de profesor primario / Y de una modista de trastienda (…) Ni muy listo ni tonto de remate / Fui lo que fui: una mezcla / De vinagre y de aceite de comer / ¡Un embutido de ángel y bestia!”, así se definía en uno de sus poemas (Epitafio) quien posteriormente llegaría ser considerado uno de los poetas de más valía del continente, a la par de gigantes como Neruda, Benedetti y Borges, y, según muchos, el más grande poeta vivo de la lengua castellana. “Parra no escribe una poesía juvenil. Parra no escribe sobre la pureza (…) Parra escribe como si al día siguiente fuera a ser electrocutado”, dijo sobre él otra gloria chilena, Roberto Bolaño. Y efectivamente un rasgo distintivo de su poesía, el que precisamente le ganó el mote de anti-poeta, es que ella se diferencia radicalmente de la que tradicionalmente se solía hacer en su Chile natal. Fue, así, el creador de un nuevo tipo de poesía, absolutamente rupturista, bromista, humorística, llena de vida y cotidianidad. Eterno candidato al Nobel –“parece el cuento del lobo feroz”– al ser consultado recientemente sobre el premio, dijo que se sentía “más cerca de los cipreses que de los laureles”. Con más de cien años a cuesta, aún se mantiene activo: en este 2017 se publicó “El último que apague la luz”, una recopilación de su obra compuesta por varios poemas y una selección de textos dispersos. “Parra sigue siendo un provocador. Es un genio. No solo es autor de poemas maravillosos; en su obra hay operaciones intelectuales sofisticadas. Le ha dado muchas señales de ruta a la poesía chilena; por lo pronto, la ironía con que mira la realidad”, dijo sobre él su editor literario, Vicente Undurraga.

Deja tu comentario

You May Also Like