Eduardo Roque: Condenado por Diosdado Cabello

“¿Tiene que haber justicia, verdad? Tiene que haber justicia para que haya paz en este país”, dijo Diosdado Cabello el 2 de agosto de 2017 luego de mostrar, desde el trono de Con el Mazo Dando, un video en el que acusaba a un dirigente estudiantil de Voluntad Popular de ser el líder de un ‘grupo terrorista’ en Cumaná. Un día antes, en horas de la tarde, la noticia se había esparcido por las redes sociales: otro miembro de VP había sido apresado por el Sebin. El ‘modus operandi’ de la captura era el mismo que un par de semanas atrás habían utilizado en el caso Carlos Graffe. Esta vez era el turno de Eduardo Roque, interceptado por una camioneta tras salir de una farmacia. A Roque, abogado y estudiante de Comunicación Social, dos días después del programa de Cabello le imputarían los cargos de sustracción de elementos de la Fuerza Armada y traición a la patria. Para el joven dirigente de VP, el proceso fue una pequeña gira por el oriente de Venezuela: fue detenido en Sucre, 72 horas después tuvo su audiencia de presentación en Anzoátegui y, tras conocer la medida de privativa de libertad en un Tribunal Militar de Barcelona, lo enviaron a la cárcel La Pica, en el estado Monagas. Luego de conocer la decisión del juez, Voluntad Popular emitió un comunicado para rechazar la detención y responsabilizar al número dos del PSUV por dar la orden. Ironías del chavismo, minutos antes de mostrar el video que inculpaba a Roque por presuntamente tener armas de fabricación militar y un maletín con artefactos explosivos improvisados, Diosdado Cabello había echado el cuento, entre risa y risa, de cómo su esposa le pasaba material para construir C4 mientras él estaba en prisión junto a Vielma Mora.

Deja tu comentario

You May Also Like