No ‘se murió’, lo mataron

Todo comenzó con una improvisación (otra más) de Nicolás Maduro, que intempestivamente decidió sacar de circulación el que para entonces era el billete de más alta denominación. El ya por entonces dictador le dio 72 horas al país, en medio de la primera quincena de diciembre 2016, para salir de todos los billetes de cien que tuvieran. La gente fue en multitud a los bancos, éstos se vieron sobrepasados, pasó el plazo establecido y muchos se quedaron sin poder hacer sus depósitos, con un papel que había perdido todo valor. Entonces vino el caos. Apure fue uno de los diez estados donde se presentaron disturbios. En Guasdualito, la gente salió el 16 de diciembre a quemar bancos y a saquear. Y la dictadura hizo lo de Nerón con el incendio de Roma: culpar a sus adversarios. Carlos Andrés García, concejal de Primero Justicia y crítico tenaz del gobernador Ramón Carrizales, fue uno de los 3 detenidos de la entidad. Se lo llevaron sin orden de captura a la sede del SEBIN del Distrito Apure, le allanaron (destrozaron) la casa y terminaron imputándole un rosario de delitos: hurto calificado, daño violento, incendio en grado de participación e instigación pública a delinquir, de los que tuvo que responder apelando a una defensora pública por no tener con qué pagar abogados privados. De 43 años, García sufrió, a horas de ser detenido, una descompensación de la tensión arterial para la que no le dieron tratamiento. Y a partir de allí, se fue deteriorando progresivamente: primero cayó en un estado depresivo severo, luego perdió la noción de tiempo y espacio, después el control de esfínteres y finalmente el apetito. Alarmados ante su deterioro, sus allegados pedían urgentemente un traslado médico, que sólo se dio (a pesar de existir la orden de un tribunal) cuando era demasiado tarde. En el Hospital Central de San Cristóbal, adonde fue a parar, descubrieron que durante el encierro había sufrido un ACV para el que no recibió tratamiento alguno, y que terminó desencadenando su muerte (asesinato), que se produjo ayer, luego de que se acabaran los medicamentos que necesitaba y no se consiguieran en ninguna farmacia de San Cristóbal.

Deja tu comentario

You May Also Like