Moriremos de pie

 La señora Delcy Rodríguez, ese rencor ambulante, ha aprobado ayer, en su (f) Asamblea Constituyente, una ley cuyo pomposo título bastaría para condenarla a ella de primera. “Ley constitucional contra el odio, por la convivencia pacífica y la tolerancia”, se llama, y esconde, detrás de ese noble título, la vil intención de censurar (aún más) los medios de comunicación. En nombre del amor (como hace dos meses en nombre de los niños), la dictadura (preñada de buenas intenciones, ya se sabe), buscará aniquilar todos aquellos medios que le sean incómodos, incluidos los digitales, que a partir de ahora entraremos en la categoría de sancionables y se nos penará no sólo por lo que escribamos sino también por los comentarios que recibamos. Conocedores como somos de la comunidad de lectores que tenemos, y, sobre todo, del nivel de nuestros comentaristas, siempre elevado y a la altura, la amenaza, en principio, no nos preocupa tanto. Pero no hace falta mucha sagacidad para saber que a partir de ahora comenzarán a proliferar  en las redes una cantidad ingente de cuentas que harán comentarios lo suficientemente ‘odiosos’ como para justificar cualquier medida. Y dado que no tenemos la más mínima intención de que nos cierren por lo que escriban otros (ni tampoco estamos dispuestos a dejar informar como lo hemos venido haciendo, lo que quiere decir que estaremos continuamente en la mira), les comunicamos que, en adelante, todos aquellos comentarios insultantes que llamen a cosas tales como asesinar, violar, torturar, masacrar, etc, serán borrados de nuestras publicaciones. Es la manera que tenemos de protegernos de troles y trolas, y de garantizar que, si morimos, será de pie y en nuestra ley, y no por la zancadilla malintencionada que nos meta algún anónimo que cobra en nómina ministerial.

Deja tu comentario

You May Also Like