Tiroteo en la UNIMET

“Comenzaron a sacar las pistolas en frente de mi carro. Yo dije: me van a dar un tiro sin querer”. La nota de voz se hizo viral el día de ayer. Una joven en llanto contaba un episodio aterrador. “Ustedes no tienen idea de lo que acabo de ver: eran como siete personas cayéndose a tiros en la universidad, en el estacionamiento”. La casa de estudios a la que se refería la estudiante era la Unimet, que el día de ayer, entre la 1 y las 2 p.m., fue escenario de un enfrentamiento entre antisociales y el CICPC. “Un grupo de delincuentes ingresó al recinto en un par de vehículos y se originó una persecución porque venían seguidos por una unidad de la policía judicial”, contó el rector de la Universidad Metropolitana, Benjamín Scharifker, a @RevistaOjo. Los criminales se llevaron la barra a toda velocidad y empezaron a recorrer el estacionamiento del campus. Mientras intentaban huir, dejaron carros chocados a su paso. Esas abolladuras, afortunadamente, fueron los únicos daños que produjo el insólito acontecimiento. Eso y el pavor que han debido sentir los estudiantes que, en un día cualquiera, rutinario, se encontraron con un tiroteo en su universidad, a plena luz del día. “Es la primera vez que ocurre un incidente de esta naturaleza en nuestro campus y estamos comprometidos con brindarles garantías absolutas a todos los miembros de la comunidad. Vamos a mejorar nuestro sistema de seguridad”, prometió Scharifker. La persecución que pasó por la Unimet, se sabría más tarde, fue producto de un secuestro que, a Dios gracias, terminaría frustrado. Los delincuentes abandonaron el carro junto a la víctima cerca de La Urbina y huyeron hacia el barrio La Bombilla. El rector de la casa de estudios dijo que, según la información que manejaba, la víctima era estudiante de la Metropolitana. No obstante, no pudo determinar cuándo ni dónde había ocurrido el rapto. Seguiremos informando.

Deja tu comentario

You May Also Like