Choros e indocumentados en la PNB

La cifra es de Javier Ignacio Mayorca, auténtico sabueso de la fuente de sucesos, que en su blog Crímenes Sin Castigo dio a conocer el resultado de un cruce hecho entre la nómina de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la base de datos de personas con antecedentes penales, que arrojó el inexplicable dato de que 587 de los 25.700 funcionarios activos de ese cuerpo policial tienen antecedentes penales. Ello representa el 2,2% del personal y constituye una irregularidad mayúscula, casi tan grave como la de que hubo 15 oficiales que ni siquiera aparecieron registrados en el SAIME; es decir, que son indocumentados. Esta escandalosa anomalía, que en un país serio generaría la intervención inmediata de ese cuerpo policial, da cuenta del poco (o ningún) cuidado con el que son escogidos los candidatos a policía, quienes, todo parece indicarlo, no pasan por proceso alguno de selección y, pareciera, no llenan tampoco requisito alguno (¿cómo, si no, hay indocumentados en sus filas?). El hecho, además, refuerza la sospecha (que circuló con profusión durante la época de las protestas) de que podría haber extranjeros (específicamente cubanos) entre sus integrantes. Más escandaloso, todavía, que todo ello suceda en la que es (y así se define ella) “la principal fuerza de seguridad civil de Venezuela”, y el cuerpo policial pionero de la revolución (fue creado en 2009 por Hugo Chávez, con Tarek El Aissami de Ministro del Interior), paradigma, según la retórica chavista, del nuevo modelo de seguridad ciudadana: uno en el que, como se ve, uniforman a delincuentes con antecedentes y a indocumentados para “cuidar” a la gente.

Deja tu comentario

You May Also Like