RESEÑA: ‘El secreto de sus ojos’

Peliculón inolvidable, obra maestra, joya cinematográfica moderna. ‘El secreto de sus ojos’ (2009) es todo lo que está bien en el séptimo arte: actuaciones ultraverosímiles; una trama compleja, atrapante y alejada de los clichés; una dirección impecable en todo sentido y un desenlace de esos que perduran en la memoria.

Con Ricardo Darín a la cabeza –ya puede decirse: uno de los mejores actores latinoamericanos de siempre–, ‘El secreto de sus ojos’ cuenta una historia dramática que gira en torno a un caso de violación y homicidio no del todo resuelto.

Narrada en dos tiempos, la película mezcla los mejores elementos del relato policíaco con una subtrama romántica y un sutil pero imprescindible toque de humor a cargo del simpático Pablo Sandoval. Interpretado por Guillermo Francella, a este personaje secundario se le atribuye una de las frases más emblemáticas del film: “El tipo puede cambiar de todo: de cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de Dios, pero hay una cosa que no puede cambiar: no puede cambiar de pasión”.

El largometraje aborda una problemática latinoamericana: la mano negra del sistema judicial, capaz de dejar en libertad a violadores y asesinos mientras hace todo lo posible por mantener a raya a aquellos que pretendan hacer cumplir la justicia con dignidad. Casos sobreseídos, delincuentes en cargos públicos y civiles que, ante la falla del poder judicial, deciden condenar a criminales con sus propias manos, son solo algunas de las consecuencias de la deleznable actitud de los que deben, y no quieren, hacer que las leyes se cumplan.

El film ganó el Oscar a mejor película extranjera en el 2010 y Ricardo Darín fue alabado por medios, críticos y cinéfilos gracias a su papel de Benjamín Espósito, un fiscal al que le toca el caso más duro de su vida y que se niega a dejarlo sin resolver. “Como los grandes actores de cine, te permite ver adentro de sus ojos. No es una mirada que actúa, es una mirada que vive”, dijo de él Juan José Campanella, el director de la cinta. Y cierto es que sólo por su interpretación el film valdría la pena, pero, como ya dijimos, ‘El secreto de sus ojos’ es todo lo que está bien en el séptimo arte.

Deja tu comentario

You May Also Like