¡Y ahora sin gasolina!

Venezuela, entre otras cosas, es el país de la incoherencia, de los contrastes y de las colas. Es ese territorio que brillaba por su riqueza y que ahora va desbocado hacia la total miseria. Esa nación en la que unos pocos viven con todos los lujos a costa del hambre de un pueblo. Ese lugar del mundo que a pesar de contar con las mayores reservas de petróleo del planeta obliga a sus habitantes a esperar horas, y hasta días, por treinta pobres litros de gasolina, sin hablar de las interminables, kilométricas y denigrantes filas que hay que hacer en este país para cobrar una pensión que no alcanza para nada, sacar un carnet de un partido político para recibir un bono irrisorio u obtener un poco de comida a precios ridículos que continúan distorsionando la economía.

Ya nos alertaba nuestra comunidad, el día que publicamos la crónica sobre el caos en Caracas por falta de luz, que la capital desconocía las penurias que padecían en el interior: apagones frecuentes, falta de electricidad incluso por días y una población que, en general, se había acostumbrado a comer frío desde hacía ya tiempo.

Una de las noticias de la semana ha sido la escasez de combustible, un problema que ya se había presentado a principios de año y que ahora ha puesto a estados como Táchira, Trujillo, Mérida, Zulia, Guárico y Barinas a hacer colas hasta de 72 horas para poder llenar el tanque. El descontrol ha sido total. Conductores durmiendo en las estaciones, carros bloqueando vías en forma de protesta y funcionarios que cobran entre 50.000 y 200.000 bolívares para que personas se salten la espera y puedan echar gasolina.

En un #OJOAlDato que publicamos en octubre explicamos el porqué de esta escasez que ahora afecta a varios estados del país. ‘Venezuela se está quedando sin gasolina y no hay guerra económica, sanciones de Trump o imperialismo a quien culpar. Corrupción y mala gestión son las claves que explican este improbable acontecimiento en un país petrolero. Los números son claros: el parque refinador de Venezuela está operando apenas en 30% de su capacidad’.

El texto aquí

Deja tu comentario

You May Also Like