RESEÑA: ‘The reader’

Pudo haberlo logrado en 1998 por interpretar a Rose en ‘Titanic’ o en 2005 por hacer el papel de Clementine en ‘Eternal Sunshine of the Spotless Mind’. También tuvo los méritos en 1996, 2002 y 2007, pero no fue hasta 2009, por su magistral trabajo en ‘The Reader’, que Kate Winslet, esa leyenda viviente del séptimo arte, ganó el Oscar a mejor actriz principal. Lo hizo batiendo récords, con seis nominaciones en su espalda a sus 33 años, y frente a la número uno de toda la vida: Meryl Streep.

‘The Reader’, dirigida por Stephen Daldry, cuenta la historia de un romance entre una mujer de 35 años y un chico de apenas 15, quienes se conocen cuando el último, en medio de náuseas y vómitos, es socorrido por la primera. A partir de allí comienza a desarrollarse una relación improbable, extraña, pero verosímil, que gira en torno al placer, la curiosidad y la euforia de un muchacho que, de la noche a la mañana, se encuentra perdiendo la virginidad y pactando encuentros sexuales con una compañera de cama mucho mayor que él. Así transcurren los primeros 30-40 minutos de una película que está narrada en tres etapas diferentes de la vida de sus dos protagonistas.

La cinta indaga en los terrenos de la moral, el amor, la lujuria y la culpa, y toca un tema que ha sido tratado hasta el cansancio en Hollywood, pero que en este largometraje tiene la capacidad de formular en el espectador una nueva gama de preguntas. En ‘The Reader’, el Holocausto es abordado a través de un juicio en el que la sala de cine puede llegar a sentirse parte del jurado.

Es en ese momento cuando Kate Winslet saca lo mejor de su repertorio y hace lo que los grandes actores suelen hacer: explicar con un solo gesto lo que a otros artistas les llevaría cuatro escenas, un par de flashbacks y varias páginas de guion. Con lágrimas en sus ojos habla de su pasado, con una mueca explica el porqué de su sufrimiento y con su lenguaje corporal deja claro cómo fueron los años de su niñez, su falta de formación académica en la adolescencia y el repugnante rol que jugó en la adultez, durante el auge de la Alemania nazi. Sin duda, un Oscar merecido para la mejor actriz de su generación.

Deja tu comentario

You May Also Like