¡ASALTO EN EL ÁVILA!

Ella es una de las pocas razones que todavía encontramos para no emigrar. Ornamento natural, pulmón vegetal, lugar de esparcimiento por excelencia, El Ávila batalla por ser uno de los últimos vestigios de esa Venezuela que fue, o que quiso ser, pero no pudo. Desde Petare hasta La Pastora, la majestuosa montaña adorna la capital y permite a sus residentes disfrutar con paseos en teleférico, subidas con carro o caminatas a los distintos puntos de sus 2765 metros sobre el nivel del mar. Es precisamente este último plan, el más económico y popular, el que más ha sufrido los embates de la delincuencia. Como ya había pasado a principios de enero en el sector El Picacho, ayer, a la una de la tarde, dos antisociales armados asaltaron a un grupo de 18 excursionistas que llegaba a la ‘Piedra del Indio’, en el sector Cachimbo. “Voy llegando y veo que hay gente tirada en el suelo boca abajo. Yo pienso que es normal porque ahí mucha gente hace yoga y cosas así. Cuando llego, un tipo me encañona y me manda a ponerme contra el piso”, contó una de las víctimas a El Nacional. Teléfonos, billeteras, cámaras, ropa y otros equipos electrónicos fueron los artículos que los 18 excursionistas tuvieron que entregarles a los dos criminales, quienes contaban con una pistola y un escopetín. Mucha gente vio bajar a los antisociales con todos los objetos, pero no fueron detenidos por las autoridades porque no se percataron de que se trataba de unos atracadores, cuenta Satya Toro en la web de El Nacional. Se cree que este par de delincuentes se esconde con frecuencia en algún punto de Cachimbo, a la espera de que un grupo de venezolanos, con la intención de recrearse por unas horas, caiga en las ya omnipresentes manos del hampa.

Deja tu comentario

You May Also Like