¡No volverás!

Foto: AFP

“Los políticos que ansiaban eternizarse no volverán nunca más”, tuiteó la noche de ayer el presidente Lenín Moreno. La daga tenía un claro objetivo: apuntaba a su otro amigo y exmandatario del país, Rafael Correa. Ayer, en una consulta popular, Ecuador dejó claras muchas cosas. La más importante de ellas es que no quiere ver más nunca en el poder a quien gobernase ininterrumpidamente desde el 15 de enero de 2007 hasta el 24 de mayo de 2017. Rafael Correa no podrá postularse nuevamente a la Presidencia de Ecuador y ve así desplomado su plan de volver al cargo en el 2021. El resultado de la votación es el punto y final de una estrategia en la que el tiro salió por la culata. La historia es la siguiente: Correa, a través de la Asamblea Nacional, había reformado la Constitución en 2015 para que ésta permitiese la reelección indefinida. No obstante, cuando la opinión pública empezó a atacarlo con el argumento de que él buscaba eternizarse en el poder, optó por dejar en el trono a su mano derecha, siempre con la intención de volver a gobernar más adelante. Pero Lenín Moreno no fue lo que él esperaba y el plan se vino abajo. A menos de un año de las últimas presidenciales, las diferencias entre los dos líderes son cada vez más irreconciliables. Ironías de la vida, a Rafael no lo ha pulverizado la derecha ‘yanqui y vendepatria’, sino su propio partido. La consulta de ayer, que contenía siete preguntas, estaba considerada por politólogos y analistas como un pulso de fuerzas y el exmandatario ha salido muy mal parado. Su opción, el ‘No’, fracasó en cada uno de los ítems y no pudo obtener en ninguno de ellos un porcentaje mayor al 38%. Además de la prohibición a la reelección indefinida (64,12%), ayer Ecuador dijo ‘Sí’ a inhabilitar de por vida a los condenados por corrupción (73,7%) y a restructurar el Consejo de Participación Ciudadana (62,95%) –órgano que elige cargos importantes y que estaba en manos de partidarios de Correa–. El exmandatario había regresado de su año sabático en Bélgica para hacer campaña, pero sus esfuerzos fueron en vano. En Ecuador no creen en democracias de presidentes vitalicios.

Deja tu comentario

You May Also Like