REVIEW: “Keys of Mine” – Luca Bash

Por: Humberto González | @bertgonzalezb 

Hay algo más que característico en la música, y eso es la voz. La música de Luca Bash pasa por este amplio filtro de caracterización, en el que sus cuerdas vocales son lo que más nos van a evocar las sensaciones necesarias para entrar de lleno en su música. “Keys of Mine” es el nuevo álbum del cantautor italiano, y es un disco que emana complejidad musical y gran capacidad interpretativa, además de una necesidad evidente de hacerse sentir a través de las letras.

La primera canción que escuchamos en el álbum es “Backstage”, un tema que evoca la sensación de que existe una ruptura interna en Bash. Una ruptura que es difícil encontrar en todos los músicos. No una ruptura en el sentido amoroso, sino en el sentimental. Un personaje roto que para poder hacer la música que hace, debe permanecer de esta forma. Es por eso que vale más la pena hablar de “Keys of Mine” en el sentide de las sensaciones, que en el sentido de la musicalidad, aunque esto mismo lo da la propia música, redundantemente.

“Backstage” es quizás el tema más light del álbum, pues las situaciones se oscurecen junto a la música, y las letras toman un rumbo un tanto más preciso y serio en el resto del álbum. Todo esto desde la propia naturaleza de “Keys of Mine”. Esto es más que evidente en “Fair White Lies”, en el que la voz de Bash adquiere graves hasta ahora inéditos en el resto de los temas.

Esto habla no solo de la amplitud de capacidades de Bash como músico y cantante, sino de la amplitud de versiones de la misma persona, que es una de las cosas que Bash intenta promover a través del álbum, no solo con la repetición de recursos, sino con la variación de lo que es capaz de hacer.

“Keys of Mine” es un álbum largo, y a veces con la posibilidad de tornarse tedioso, pero es un buen álbum y una buena propuesta del italiano para conseguir un puesto, así sea efímero, en los oídos del escucha.

Deja tu comentario

You May Also Like