Tampoco aguantan la pela

 “En este país nadie está bien, excepto la cúpula chavista”, dice un oficial de la GNB con 22 años de servicio al portal web ‘Crónica.Uno ‘. La crisis no distingue entre profesiones, quienes fueran el sector mimado por excelencia durante la era chavista-madurista también sienten los tentáculos del desastre gubernamental que impide a nueve de cada 10 venezolanos pagar su alimentación según la encuesta ENCOVI. Los oficiales y sargentos de menor grado no aguantan más: tiran la toalla, alistan sus documentos, solicitan la baja y buscan nuevos horizontes. Aunque Padrino López lo niegue; y aparezca en video comiendo en un cuartel como un miembro más del pelotón, las cifras recolectadas por el equipo de ‘Crónica.Uno’ exponen a la luz pública la desesperación en las Fuerzas Armadas. Por mes, en Caracas, 80 son las peticiones de retiro formalizadas; mientras que en la región centroccidental se calcula que hay cerca de cuatro mil solicitudes pendientes de respuesta. La magnitud es tal, que se llegó a ver en más de una ocasión a oficiales durmiendo desde la noche anterior cerca de la sede de Seguros Horizonte (encargada del trámite) para ser los primeros en la cola. Privilegiado como ningún otro sector, premiado con cargos en ministerios, sólo los altos rangos militares gozan del buen vivir boliburgués. Los demás (como la mayoría de los venezolanos) “están cansados de comer arroz con sardina”. Quienes se ubican en lo más bajo de la pirámide castrense no encuentran en la FANB la prosperidad económica ni el respeto de antaño. En los sesenta, un recién graduado de subteniente oscilaba un sueldo mensual de $1000 mensuales, hoy no pasa de $30. Su reputación –desprestigiada por la represión de 2017– se encuentra por el piso: “68% de los venezolanos no confía en la Fuerza Armada”.  La debacle económica no los excluye y, para surfear la crisis, se rebuscan con los productos subsidiados que les otorga el Estado en el terminal de la Bandera: “Ellos (los oficiales) venden discretamente, casi siempre están de civil para no levantar sospecha y evitar que les llamen la atención”.

Deja tu comentario

You May Also Like