Fuego en Guatemala

Foto: AFP

Un cielo gris con columnas de humo de 10.000 metros de altura certificaba que lo peor había ocurrido: El volcán de Fuego de Guatemala había hecho erupción. El domingo en la mañana, el coloso –ubicado a 35 kilómetros de la capital guatemalteca– inició su actividad eruptiva que, según Reuters, provocó la muerte de 38 personas mientras que la cifra de heridos se acerca casi a 300 y los reportes de desaparecidos aumentan. La erupción del volcán de Fuego es la más fuerte registrada en el país centroamericano desde 1974, de acuerdo con la información recolectada por ‘El País’ de España. Los ríos de lava y lodo causaron en las poblaciones aledañas a la erupción desesperación y terror. “Si esta vez nos salvamos, en otra no” comentó a la AFP Efraín González, quien llegó con su esposa e hija de un año a un albergue tras escapar de las embestidas del volcán que golpeó brutalmente a su comunidad, la villa El Rodeo, la más afectada. González, de 52 años, no celebra su escape, pues su hijo de 10 años y su pequeña de cuatro se encuentran desaparecidos. La incertidumbre invade a familias enteras que, pese a los cordones de seguridad, se dirigen hacia las zonas evacuadas para buscar a sus parientes extraviados. Las secuelas del volcán también llegaron a la capital (Ciudad de Guatemala), hasta el punto de que el único aeropuerto internacional del país tuvo que cerrar operaciones debido a la lluvia de cenizas, por lo que varios vuelos internacionales fueron desviados a El Salvador. La potente explosión, que originó colosales columnas de ceniza y flujo piroclástico (gases volcánicos calientes), ha afectado a 1,7 millones de personas, de las cuales 3.100 tuvieron que ser evacuadas. A falta de la aprobación en el Congreso, el presidente Jimmy Morales decretó estado de emergencia.

Deja tu comentario

You May Also Like