RESEÑA: El lobo estepario – Hermann Hesse

Por: Ezequiel Abdala | @eaa17

91 años han transcurrido de su publicación y aun hoy ‘El lobo estepario’ sigue gozando de buena salud. Leído en el 2018, todavía es capaz de causar profundas impresiones en el lector, tal y como lo llegó a hacer en su momento y ha venido haciéndolo a lo largo del tiempo. Se trata de una novela psicológico-filosófica protagonizada por un hombre bien particular, llamado Harry Haller y mejor conocido como el ‘Lobo Estepario’

A Harry lo conocemos primeramente por el relato de un tercero: el sobrino de una mujer a la que a él le alquila un cuarto. Es este hombre quien se encarga de presentárnoslo, y lo hace con todos los elementos necesarios para intrigar y despertar el interés en tan singular personaje, al que describe como un hombre muy particular, huraño, extraño, que le causa una impresión profunda. Esta primera parte está escrita muy a la usanza de las novelas de misterio y cumple muy bien su cometido ya que al terminarla el lector no quiere otra cosa sino saber más de Harry.

Viene, entonces, la segunda parte: el diario del lobo estepario, un manuscrito (“Anotaciones de Harry Haller”) encontrado en su cuarto, redactado en primera persona, en el que Haller anota sus vivencias y pensamientos. Este manuscrito se encuentra interrumpido en una parte por el ‘Tractac del lobo estepario’, una especie de tratado psicológico/filosófico, que a Harry le entrega un desconocido en la calle, en el que se describen los rasgos definitorios de la personalidad y los pensamientos del lobo estepario. Después de él, sigue nuevamente (y así seguirá hasta el final) el diario de Harry. No es, pues, en cuanto a estructura, un libro complejo o difícil. Nada que ver. La complejidad (y grandeza) de este libro está  en su protagonista, en Harry.

¿Y quién es y cómo es Harry Haller, el lobo estepario? Hablamos, en principio, de un hombre cincuentón, huraño, un tanto misterioso, poco dado a las relaciones sociales, quien, no obstante, a veces tiene ciertas salidas de tono: se conmueve con cosas comunes o es capaz de sostener alguna conversación agradable. Así nos lo presenta el sobrino. Luego, por sus anotaciones comenzamos a saber que se trata de un hombre en quien dos naturalezas luchan encarnizadamente: una, que podríamos llamar humana o burguesa, que lo lleva a estar conforme con sus semejantes, con su gente, con su siglo; y otra, la del lobo estepario, que lo empuja a lo contrario: a rechazar a la sociedad, sus convenciones, a mirar todo con desconfianza y desprecio, y a sentirse tremendamente inconforme con todo.

En su personalidad de lobo estepario, que es la que en él predomina, Harry termina siendo presa de fuertes estados pesimistas que lo llevan no sólo a aislarse sino también a pensar en el suicidio. Y en el suicidio se encuentra pensando, precisamente, cuando en su camino se cruza Armanda, una prostituta que cambia radicalmente su modo de pensar y de vivir, porque resulta ser la única persona que (improbablemente) lo entiende. Y no sólo eso:  no es nada más que lo comprende, sino que también le enseña a vivir. De algún modo, lo redime y reinserta en la sociedad, no haciéndolo claudicar de sus principios y de sus críticas, sino más bien enseñándole que sí, que precisamente porque tiene razón, porque la sociedad no vale nada, es que no debe tomársela en serio sino todo lo contrario: debe, más bien, aprovecharse de ella, usarla, burlarse, disfrutarla.

Hay en este libro, sin embargo, mucho (muchísimo) más. Y ese más son los agudos pensamientos y reflexiones que Hesse va soltando en boca de sus personajes. Son ideas brillantes condensadas en frases geniales que llevan al lector a detenerse, respirar, releer, respirar y pensar un rato. Que se sienten a veces como una iluminación celestial; otras, como una patada en el estómago. Es un libro para leer (y releer) despacio, so pena de perderse alguna de esas duras y brillantes ideas. Un libro que ha envejecido bien, que merece estar en la categoría de los clásicos y cuyo protagonista, Harry Haller, bien tiene el derecho de ser recordado con nombre y apellidos propios.

El lobo estepario

Autor: Hermann Hesse

Fecha: 1927

Páginas: 248

Calificación: 10/10

Deja tu comentario

You May Also Like