Sharp Objects: Cicatrices de tinta

Elabora un artículo donde describe los detalles de un asesinato, recuerda expresamente cómo se debió haber sentido la víctima, cómo el miedo dominó todo su sistema y la nubló totalmente: la esperanza de un futuro mejor nunca llegó, sentenciándola a una muerte fulminante.

Ella se detiene, lee los dos párrafos que ha escrito pero no siente nada, observa el cuarto de su infancia y la ansiedad empieza a corroerla, siente que pierde la cordura de nuevo; cree no estar loca, toma agua para calmarse y continúa, todo está en su cabeza, menos las cicatrices de su pasado y la incertidumbre de volver a ser normal, de formar parte de un retrato que nunca llegó, de recibir un abrazo y un te quiero bajo la mirada de una familia que jamás la reconoció.

Sharp Objects es una miniserie producida por HBO, basada en la novela del mismo título por Gillian Flynn, autora de Gone Girl. Dirigida por Jean- Marc Vallée y protagonizada por Amy Adams, el breve relato televisivo nos propone un descenso a los infiernos alrededor del submundo de una periodista que siente el peso de cada palabra que escribe y que busca desvelar el misterio tras un conjunto de asesinatos.

Periodismo agrietado

La trama nos hace empatizar con los tormentos de Camille Preaker (Amy adams), una periodista que vuelve a su pueblo natal para investigar una serie de asesinatos bajo un modus operandi particular.

El mayor reto de Preaker no se fijará en resistir las imágenes de chicas muertas y de otorgarle una voz a los cadáveres que consigue a su paso, sino en resistir los tormentos de un pasado que la marcó durante toda su vida.

Al igual que Gone Girl, el formato de la historia nos plantea personajes trastornados. La madre Camille es una mujer marcada por las apariencias, que toma el control y que maneja a sus seres queridos como si fueran fichas de un tablero.

La pérdida de la hermana menor de Camille será el evento que establezca un punto de quiebre en la vida de su familia y que le recuerde constantemente lo lejos que estuvo de su familia desde un comienzo, siendo un fantasma dentro del hogar, un grito vacío que nadie escuchó.

Pueblo estancado

El formato de la serie recuerda a propuestas tales como True Detective. La miniserie le proporciona un espacio al pueblo, donde cada individuo lleva sobre sus hombros la carga pesada de un hastío continuo y de una falta de ambición.

Cada muerte se diluye ante las apariencias; es allí donde Camille y cada personaje representan una perspectiva distinta acerca de la vida y de la muerte, del paso del tiempo y de, ante todo, la lucha ante una mente trastornada por no superar la miseria.

Más que recomendada.

Por Daniel Klíe @Chdnk

Deja tu comentario

You May Also Like