Partida de Nacimiento

27 de febrero, día de triste recuerdo para Caracas, ciudad que en fecha como esta, hace 29 años, se vio azotada por una serie de eventos desafortunados, que no tuvieron respuesta oportuna. Ese día, 25 céntimos de alza en el precio de la gasolina y 6 bolívares en el costo del pasaje bastaron para que se abriera la caja de Pandora y los peores demonios del venezolano se desataran, dejando a su paso una estela de saqueos, destrucción y muerte. Fue uno de los días más oscuros de una ciudad que ha vivido unos cuantos, y cuyo recuerdo –imposible entender cómo hay quien pretende celebrarlo– queremos conjurar con versos. Con los de Jaimar Marcano y su poema Partida de Nacimiento, que resultó ganador del concurso Caracas Literaria, llevado a cabo por @1001IdeasVzla en el marco del Festival Caracas Joven, que tuvo lugar en la plaza Alfredo Sadel de Las Mercedes, y que convocó, entre otros, el talento literario de varios jóvenes caraqueños que convirtieron en poesía todo lo que sentían por Caracas. De entre los varios que concursaron, fue Marcano la ganadora, con un telúrico y apasionado poema de buena factura, impregnado de caraqueñidad en todos sus versos.

Partida de Nacimiento

Déjate de sinvergüenzuras

Sentados en la Av. Boyacá no me preguntes dónde queda la Cota Mil

Con mi cuello entre tu cuello no cuestiones si te quiero y cuánto

Muy tuya es esa osadía caraqueña

De preguntar como si uno no quiere

De responder como si uno no gusta

No te tomes atajos conmigo

En ésta ciudad los caminos verdes solo llevan a más dudas

Desde El Calvario puedo ver media Caracas

Desde tu hombro puedo verte con esa melancolía

Que se sube sin pagar y va y viene en el Recogeloco

Porque es además la única que compra multiabonos

Camina con ella y déjala sola

En esa bodega abierta mal llamada el centro

Donde la historia se compra en esquinas calientes

Pero la gloria sigue doliendo fría en los huesos

El centro de nada

Qué cosa puede ser el centro en una ciudad con curvas llenas de río ignorado

Y justamente eso me preocupa

Que pasemos tanto tiempo juntos que nuestros chorros se hagan oscuros

Y dedicarnos a aspirar solo los domingos subir hasta Los Venados

Que Manuel Cabré no se revuelque en su tumba esperemos

Porque alguien más agarró un pincel y comenzó a borrar a Caracas hace un momento

Pero no importa mijo

Que para eso estamos nosotros

O tú y yo, mejor dicho

Y así como todos saben que de Sabas Nieves pa’ arriba todo lo bueno se esconde

O que más allá de Tazón quizás está Zaratustra

Todos saben que te lanzo voraces miradas

Tan estruendosas como las alarmas que nadie apaga en la madrugada

O esos gatos que deciden amarse no importa nada

Muy orgullosa desde el 24 de Noviembre salivo efemérides

Y nuestro himno lo canto en nuestro patio o sea tu cama

Muy enamorada estoy de la patriótica causa de amarnos en Caracas

Ya podemos poner nuestra plaquita para que alguien la vea

Y por supuesto tampoco tenga claro de quién sea

Apareciste en un lugar más extraordinario que común

Lleno de historias que no estaban escritas por nosotros

Como todas estas calles que pisamos sin freno

Y ese rayado frente a los otros que según no vieron

Si tú supieras

Cónchale vale

Que estas palabras las clama alguien sin partida de nacimiento

Porque en la costa no sabemos nada de sellos

Ojalá no te moleste que haya venido para quedarme

Y mis macundales que incluyen a un chino o a Sartre

Heme aquí para suplicar solo una cosa

No nos dejes ser de alguien más

Que de esta bendita ciudad

No nos digas qué somos

Sé que no somos costillas, al menos

Porque se quiebran y se hacen polvo

Y yo no he visto al polvo salir feliz en Catia a las 11 de la noche

Seamos lo que somos

Somos Caracas en hora pico.

 

Poema escrito por Jaimar Marcano 

Champion du monde

 Mientras Paul Pogba alzaba la copa junto a una imagen de su padre fallecido el año pasado, y N’zonzi le acercaba el trofeo al apenado Kanté, quien no sabía cómo pedírselo a sus compañeros para sacarse una foto, en París la locura de desató. Un campeonato del mundo es el escenario ideal para subirse a un poste sin que te tilden de degenerado, también para que el peligro de andar encima de un capo de un carro en movimiento quede en segundo plano. Y es que mientras gritas: ¡Champions du monde!, y caminas hacia la avenida del Campo de los Elíseos, el juicio se puede perder. Francia alcanzó su segunda Copa del Mundo en Rusia no siendo el equipo más atractivo, pero sí el que utilizó todo su talento con una dirección orquestada bajo el compás de la lógica, pues fue el equipo más equilibrado del torneo y el que se impuso a los rivales en cada situación de juego. Francia no fue la selección más carismática, porque ahí Croacia ganó por goleada: en el fútbol, como en la vida, no se puede ser monedita de oro. Al Mundial de Rusia ‘Les Bleus’ no arribó como el máximo favorito, porque ese lastre lo tenían Alemania y Brasil, pero si con un “cuidado con Francia”, ese que asoma un peligro silencioso. La selección francesa fue subcampeona de Europa en 2016 y perdió en el Mundial de Brasil ante la eventual campeona del torneo, por lo que no era paracaidista ni tampoco sorpresa, como sí se podía catalogar a Croacia. La segunda estrella bordada en la camiseta gala recuerda al mundo que las selecciones nacionales integran en un mismo equipo la diversidad de un país. Al igual que hace 20 años, en 1998, la Francia de árabes-blancos-negros volvió a conquistar el trofeo: 14 futbolistas de raíces en otro continente conforman el equipo nacional de un país que salió favorecido en la repartición de África en 1884.

RESEÑA: El mismo amor, la misma lluvia

Una década antes de ganar un premio Óscar a mejor película extranjera (con ‘El secreto de sus ojos’), el estupendo director argentino Juan José Campanella dirigió ‘El mismo amor, la misma lluvia’ (1999) con su pareja de protagonistas predilecta: Ricardo Darín y Soledad Villamil. La fascinante historia de amor entre Jorge y Laura transcurre en un contexto en el que la política argentina transita entre la dictadura, la guerra de las Malvinas y la naciente democracia; es decir, durante 20 años desde 1980. ‘El mismo amor, la misma lluvia’ cuenta el romance de un prometedor escritor y  una camarera fascinada por las artes, quienes se aman intensamente, pero que su relación sufrió un deterioro que distanció por momentos los cuerpos mas no los sentimientos. Y es que Campanella no pretendió mostrar un amor de Disney, sino uno que a pesar de sufrir desgaste e infidelidad nunca dejó de existir. Los protagonistas tendrán que reflexionar si el amor es aquello apasionado e intenso que puede quemar, o una sensación de cariño y respeto que genera seguridad. La azarosa situación de Argentina entre 1980 y 1990 no es lo único en lo que se quiere enfocar, sino que también las relaciones laborales y la vida de un medio de comunicación inmerso en dictadura y cambios de tendencias generacionales. Y es que Jorge Pellegrini (Ricardo Darín) tendrá que lidiar ante un jefe de edición que prepondera lo estándar ante lo creativo, su estancia en la revista lo condenará a escribir mecánicamente, por lo que el estado de su relación con Laura dictaminará (muchas veces) el éxito de sus textos. Jorge será aquel hombre que quería vivir una experiencia nueva cada día en vez de valorar lo que tiene en su momento, mientras que Laura refleja una mujer indecisa con sus gustos profesionales, pero que se entrega a su pareja incondicionalmente. 20 años serán reflejados en este film para observar como un amor que inicio en un atasco vehicular bajo una intensa lluvia, terminara con un beso en una noche también de lluvia.

La cueva de la esperanza

Una experiencia exótica terminó en pesadilla cuando 12 niños y su entrenador de fútbol quedaron atrapados 17 días en una cueva inundada en Tham Luang, Tailandia. Un equipo de fútbol juvenil decidió celebrar el cumpleaños 17 de Peerapt Sompiangjai el 23 de junio en una gruta que se inundó. Nunca antes un refrigerio había sido tan valioso. Y es que gracias a la comida que llevaron para celebrar el cumpleaños de Peerapt, los 12 niños pudieron mantenerse con vida un poco más de dos semanas. El agua que tomaron era la que goteaba de las paredes mientras que meditaban para mantener la calma, el entrenador -que también era un monje- les enseñó a sus pupilos técnicas para mantener los niveles de estrés en el mínimo. Mientras que a miles de kilómetros se disputa el mundial de fútbol, los niños del equipo juvenil jugaban el partido más importante de su vida: el de la supervivencia. Ante la oscuridad y reducción de oxígeno diaria, la noción del tiempo no fue lo único que perdieron, sino que también 2 kg de peso cada uno. El proceso de rescate fue complejo y lento, pues la única manera de salvar la vida de las 13 personas era con buzos altamente preparados. La dificultad de salir de la cueva, y el riesgo que implicaba, originó que antes de ser rescatados los infantes fueran sedados para evitar el pánico. El éxito fue alcanzado el martes cuando lograron salvar la vida de cada uno de los 13 integrantes del conjunto de fútbol, incluido su entrenador, quien se encontraba en peores condiciones porque preponderó la salud de los demás por encima de la de él. Pese al inmenso trabajo de rescate, un buzo tailandés pereció cuando les llevaba suministro de oxígeno. La calamidad que sufrieron para salir los atrapados causó revuelo en todo el mundo tanto que el presidente de la FIFA invitó a los afectados a la final del mundial de este domingo en Rusia, lo cual no será posible porque todavía se encuentran en proceso de rehabilitación.

Motín en El Helicoide

 Aquel tarantín de democracia y pacificación que montó el régimen con la excarcelación de Daniel Ceballos, Ángel Vivas, Joshua Holt, entre otros, hace poco más de un mes, no significó mejoras en las condiciones de aprehensión de los presos políticos del país, sino que pretendió disuadir la opinión pública con un supuesto gesto de buena voluntad, por lo que ayer, cansados de tantas mentiras, los privados de libertad (tanto políticos como comunes) se amotinaron en El Helicoide de la Roca Tarpeya para exigir la presencia inmediata de la Comisión de la Verdad en las instalaciones: “La situación acá es de total control de los presos de las instalaciones. Tenemos una sola petición clara e irrevocable: queremos que se traslade y se presente la Comisión de la Verdad en El Helicoide y analicen caso por caso. A quienes tengan boleta de excarcelación, que sean liberados inmediatamente. A quienes tengan que ser trasladados a sus hospitales, que sean trasladados. A quienes tengan que ir al Saime, que vayan y sean deportados a su país. La Comisión de la Verdad es la única garantía que tenemos los presos hoy para que nos resuelvan nuestros problemas”, fue la petición de los amotinados a través de un video que circula en Twitter. En una de las mazmorra de Nicolás, Renzo Prieto, quien permaneció preso cuatros años, denuncia que son 18 prisioneros políticos los que allí se mantienen, cuatro con boletas de excarcelación y uno con medida de casa por cárcel. En total, 170 presos aproximadamente. Prieto, además, comentó en rueda de prensa: “Las condiciones de allá adentro son inhumanas, las paredes son selladas de concreto, no hay luz, no hay agua y las condiciones de insalubridad son grandes. Luego del primer motín en el que se estuve presente, los que quedaron ahí fueron aislados, no tienen comunicación alguna con el exterior y por eso tomaron la decisión de tomar nuevamente las instalaciones”. En El Helicoide, la aberración continúa.

RESEÑA: Ensayo sobre la ceguera

Por: Juan Pablo Chourio | @JuanPa_Ch

Bien es cierto que el escenario apocalíptico es un género harto repetido tanto en la literatura como en el séptimo arte; sin embargo, José Saramago (premio Nobel de Literatura en 1998) ahondó en el tema de una manera especial con un estilo único. Cuando una ceguera blanca como la leche se transformó en una epidemia incurable, la verdadera tragedia fue consecuencia de la convivencia en un mundo de ciegos, quienes estuvieron recluidos en un recinto que fungía de manicomio. En tiempos como los nuestros, en donde la crisis de Venezuela avanza exponencialmente, leer esta ‘masterpiece’ nos permite acercarnos al comportamiento humano en situaciones en las que la supervivencia pasa a hacer la única razón de vivir. La división, violencia e incomprensión pasan a hacer parte fundamental de la narrativa que emplea el autor portugués. La obra, publicada en 1995, muestra el lado animal y sumiso de las personas cuando padecen el hambre, por lo que para sobrevivir son capaces a doblegarse ante los grupos de poder de turno que basan su liderazgo en la violencia.

La ceguera también es utilizada para reflejar una sociedad incapaz de cuestionar las decisiones de los poderosos. La novela es una metáfora de una población autómata, sumisa e indefensa ante la adversidad. Los personajes en ‘Ensayo sobre la ceguera’ acatan órdenes sin preguntar el origen de las mismas. La subversión nunca llegó, pues los ciegos encontraron la libertad cuando la autoridad también sucumbió ante la epidemia.

“Los peores hijos de puta son los que no tienen aspecto de serlo”, es una de las lapidantes frases que nos dejó Saramago en su obra. El premio Nobel narra de una manera muy particular, con exceso de comas, una lectura que –según Pilar del Río, viuda del nobel–  debería leerse en voz alta.

 

Título: Ensayo sobre la ceguera 

Autor: José Saramago

Año: 1995

Páginas: 416

Calificación: 9/10

 

RESEÑA: ‘The Incredibles 2’

 [Sin spoiler] 14 años pasaron desde que observamos como Mr. Incredible dejó su trabajo de oficinista en ‘Seguritas’ para volver a utilizar su traje de súper. Parece costumbre que los productores de películas animadas dejen huérfanos a sus infantes espectadores para que después –cuando las responsabilidades y la vida adulta atacan– los aborden con una secuela que debió estrenarse mucho antes. La misma receta que utilizó ‘Toy Story’ (con la tercera entrega) y también replicó ‘Monsters Inc’ (con ‘Monsters University’), sucede con ‘The Incredibles 2’. Y es que hace 14 años todos sabíamos que la película podía continuar, pero el director Brad Bird prefirió engavetar el proyecto (y lo súper que puede ser Jack Jack) para estrenarla mucho tiempo después: “Creo que no podría haber hecho esta película inmediatamente después. Ni habría querido. Siempre quiero analizar las cosas antes de seguir con algo más”, comentó Bird en 2015. Una película animada, pero enfocada principalmente para un público adulto genera una expectativa tremenda, por lo que puede ser contraproducente. “La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla” dijo una vez Gabriel García Márquez. La memoria es aquel espacio en donde, por ejemplo, un gol se convierte en un golazo y una rumba se transforma en un rumbón inolvidable. Es así como Pixar apela a la nostalgia de la niñez para que sus espectadores desborden las salas de cine en 2018.
En la primera entrega observamos a Bob (Mr. Incredible) y Hellen Parr (Elastigirl) como los súper de closet que anhelan la gloria del pasado en contraste de la realidad del presente: una vida atrincherada a las obligaciones dependiente de un salario. Aun así, Mr. Incredible hace lo que debe hacer para mantener a su familia sin olvidar sus orígenes, sus poderes. Lo interesante de la secuela es el nuevo enfoque. Si bien Pixar nos tiene acostumbrados a que sus películas animadas tengan un mensaje para el público adulto, The Incredible 2 no olvida su procedencia, pero le permite al niño que no vio la primera entrega emocionarse como nosotros hace 14 años.

Fenómeno Frida Kahlo

 Símbolo del feminismo, pintora irreverente, ícono pop, Frida Kahlo (nacida un día como hoy, pero hace 111 años) alcanzó cuotas de popularidad e idolatría inimaginables para una mujer de su época. Y es que si en vida tuvo que convivir bajo la sombra de su amado esposo, el también pintor Diego Rivera, su legado artístico e ideológico trascendió fronteras y generaciones para establecerse hoy en día en un fenómeno sin parangón desde cualquier punto de vista. Según Martha Zamora (autora de ‘Frida: el pincel de la angustia’), el culto e iconización de Frida no inició en su natal México, sino en Estados Unidos gracias a la migración de mexicanos, pues alejados de su país, encontraron en su retrato y biografía una conexión con sus raíces. De esta manera comenzó la ‘fridamanía’, un movimiento que convirtió a la nativa de Coayacán –como relatan en ‘El País’ de Madrid- en “imagen de movimientos sociales como el feminismo, la lucha LGBT y de las personas con discapacidad”. La historia de la pintora (de amor, sufrimiento y arte) no sólo llamó la atención de grupos que se identificaron con ella, sino que también la mercadotecnia se interesó e impregnó en camisas, muñecas, libretas y delantales su imagen para inmortalizar la devoción por Frida. Para muestra, el botón de la Casa Azul. Hay quienes arriban a Ciudad de México sólo por tránsito, y tienen suficiente tiempo, salen del aeropuerto para visitar el hogar (actual museo) de la artista mexicana. Su manera de amar, su estilo de vida y forma de ver al mundo inmortalizaron a un personaje que prevalece a través del tiempo: “Pies para que los quiero, si tengo alas para volar”, fue su pensamiento tras sufrir un accidente de tránsito a los 18 años que la postró en cama por un mes.

Huérfanos por el éxodo

¿Puede un niño definir la tristeza? Fue lo que se preguntaron los periodistas Daniel García y Dalila Itriago de la ‘BBC News’ para hacer un reportaje acerca de la separación de padres e hijos por culpa de la crisis. “Lo que me ayuda a llenar el vacío es el deporte”, les comentó Rubén, de 11 años, quien vive con su tía debido a que su mamá emigró a Colombia. Cuando el dinero no alcanza para la alimentación, las familias se dividen para poder subsistir. El camino para devolver el plato a la mesa es emigrar; sin embargo, el grupo familiar no se puede mantener unido. La ausencia de la figura paterna es común en Venezuela. “Los barrios populares de Caracas están llenos de madres, tías y abuelas que sacan adelante solas a familias numerosas”. Así es que la madre debe abandonar el hogar para darle de comer a sus hijos. Pese a que los niños entienden la ausencia de sus padres, puede haber consecuencias difíciles de resolver. “No se fue por ella, sino por nosotros”, dijo Rubén. “Sentirse solo, triste y sin orientación los afecta anímica y psicológicamente, y eso también se verá reflejado en su desarrollo”, fue la opinión de la directora nacional del Programa Escuela Fe y Alegría entrevistada por la ‘BBC’. El riesgo del abandono (forzado) es que “los niños se puedan volver retraídos o violentos”. El éxodo es producto de una crisis sin precedentes que ahorca económicamente a las familias. De los nominados “padres huérfanos”, quienes hablan de sus hijos (mayores de edad) que se fueron en las reuniones familiares, llegan los “hijos huérfanos”, que tuvieron que despedir a sus progenitores por la coyuntura.

El link del reportaje completo aquí

Un espacio chévere en la radio

Empeñados en informar con espíritu joven, en Revista OJO nos complace anunciar que todos los martes, a las 9:15 de la mañana, Radio Chévere (emisora online de venezolanos en Chile) nos concede un espacio de 10 minutos para analizar las noticias más importantes de la semana. #OJOConLaNoticia es un segmento que busca a través de un medio como la radio transmitir oralmente lo que aquí se publica. Cada semana las letras se harán sonidos gracias a la participación de nuestro equipo en el segmento de Radio Chévere. La alianza permite no sólo llegar a aquellos venezolanos que se encuentran en Chile, sino también comunicarnos con el mundo, pues a través del link (disponible en la BIO) cualquiera podrá enchufarse (y no a la regleta roja) a nuestra transmisión.

¿Te lo perdiste? No te preocupes, todas las semanas publicaremos en la web de Revista OJO los 10 minutos con el análisis que necesitas escuchar. ¡Conéctate con nosotros! #OJOConLaNoticia es un espacio chévere en la radio.