REVIEW: Turning it up – Jay Clark Band

Por: Humberto González

Jay Clark Band comienza su nuevo álbum de una forma “clásica”, intentando tomar al escucha a través de un tema con un sonido característico del rock más comercial de los años 90 o principios de los 2000. Sin embargo, Jay Clark Band no es una banda de genialidades, a pesar del esfuerzo que se nota en sus producciones. Turning It Up es el nombre de esta nueva entrega.

El álbum comienza con el tema homónimo, en el que Clark intenta demostrar todas sus dotes musicales: desde sus capacidades para la escritura lírica como musical. Los solos de guitarra, llenos de un wah efectivo y rockero, terminan por contribuir a una primera idea de lo que se avecina: un disco sin ganas.

Desde allí, y durante los 6 temas que se avecinan, encontraremos un disco que pretende ser comercial, y a la vez mantenerse en una línea que le dé ese carácter de música independiente. Kid Rock, Alice Cooper, Bon Jovi. Todos esos nombres saltan cuando intentamos relacionar un poco desde dónde vienen estos temas y este estilo. Pero no existe ninguna dote de genialidad, de originalidad o de sensación de excepcionalidad. En cambio, sentimos que revisitamos lugares comunes del rock, con una ejecución dudosa, no técnica, sino desde qué lugar vienen los temas. Qué tan sinceros son.

Turning it Up es un disco olvidable, sin más. Un disco para escuchar y realizar conclusiones que no lleven más de 1 hora en pensar. No invita a muchas cosas.

REVIEW: The empire of decepcion – Westward

Por: Humberto González

Es más que evidente la grandísima influencia que ha tenido Muse en el devenir musical de los oriundos de Salt Lake City. Liderados por la explosiva voz de Andrew Marshall, Westward ha logrado un enorme álbum con, una suerte de mezcla entre rock progresivo y eventuales pasajes experimentales, complementados siempre por la voz del hombre estrella de la banda, Marshall.

The Empire of Deception comienza con el pesado tema que da nombre al álbum; sin embargo, no es sino hasta el segundo tema, “Enchantment”, en donde podemos escuchar a Westward desplegar toda la maquinaria que los caracteriza. Las guitarras, distorsionadas hasta el punto de la incoherencia; el bajo, fuerte y presente; los ritmos de la batería, a veces disonantes; y los coros. Todo se convierte en una máquina ensordecedora de primer nivel.

Hay, además, una clara influencia de Queen en varios de los temas que conforman The Empire of Deception. La transición entre “Time” y “Redemption”, son el puente que une la parte más roquera con su parte quizás más experimental. “Redemption” recuerda en momentos a Iron Maiden, también, por sus rápidos riffs de guitarra y sus melodías en los momentos más tranquilos. La batería rememora al mejor Rush, y todo es una fiesta de sonidos que recuerdan a mejores tiempos musicales. Esto es quizás la hoja de doble filo con la cual juega Westward: su capacidad para la nostalgia y para parecerse a otros, sin lograr del todo ser únicos.

“Defiance” es el penúltimo tema del álbum, y es quizás en donde Marshall nos transmite cada una de las posibles sensaciones que su voz puede evocar. Desde lentas líneas, hasta una voz más épica, es un tema hecho para él.

 

REVIEW: Whatever – Ivan Beecroft

Por: Humberto González

Hay algo característico en el estilo de Ivan Beecroft, que es lo que lo convierte en un músico a veces apetecible de escuchar. No es su genialidad creativa para las letras, que, con seguridad, no son demasiado originales o presentan tratamientos temáticos o sensaciones humanas, al menos, diferentes.

Más que cualquier otra cosa, el músico australiano es un personaje vocal. Su voz es de un carácter envidiable y, como menos, agradable al escucharse. Es quizás eso lo que nos mantiene al escuchar su música.  Y sin dudas, es lo único que nos mantiene al escuchar Whatever, su último disco. Ivan Beecroft es un músico hiperactivo, que cada tanto invade el escenario independiente con nueva música, quizás una de sus insolvencias a la hora de entregar música relevante. Pues track a track vuelve a pisar sus mismas huellas en caminos ya transitados.

“Broken  Wing” es quizás el tema diferente del resto. No por sus ritmos y sus formas, sino por cómo Beecroft lo presenta. Un tema para cerrar el álbum, con una gran personalidad acústica que no se asemeja a ningún otro tema en el álbum.

Después de once temas, “Whatever” es un álbum lento, no por sus características musicales, sino porque es un álbum que se siente como una repetición tediosa del mismo Beecroft de siempre.

REVIEW: Sounds from space – Dylan Tauber

Por: Humberto González

Sounds From Space es como escuchar la banda sonora de las películas de acción más Serie B de los años 80: un viaje excepcional. El último álbum de Dylan Tauber es una obra magnífica de sensaciones, nostalgia, sonidos y voces, que no necesariamente un blanco fácil de apuntar.

Es difícil comprometerse a ofrecer al escucha un material de este estilo. Pero si se está en sintonía con el cine de los 80, sobre todo el cine de acción, es una forma de viajar por “escenas” bastante reconocibles. El álbum comienza como “11:18:16”, y de allí es un viaje por una filmografía interesante que Tauber protagoniza junto a las voces de varios artistas con Enlia y Francessca Belisario.

Con ésta última presenta “He Loves Carmen”, uno de los últimos temas del álbum y  quizás uno de los más electrónicos, movidos y experimentales. Tema que tal vez podría servir como introducción y conclusión de lo que propone el músico israelí.

REVIEW: Metal O’Clock – Henry Metal

Por: Humberto González

Metal O’Clock no es tan metal como suele hacérsele ver. Más allá de una bonita portada, el LP es un disco más de la inmensa ola metalera independiente. Henry Metal insiste en las intenciones sarcásticas y políticas del álbum, sobre todo en temas como “Thank God for The Government” o “Getting Messes Up”. La realidad es que Metal O’Clock es un album ingenuo y estéril en un género que necesita ser rescatado.

 El álbum comienza con “I don’t care”, un tema ingénuo con un videoclip casero hecho a los golpes por el mismo músico. Y allí es donde empiezan los problemas con Henry Metal, un one- ma- band que no termina de explotar todo el sentido que le confiere el concepto de one-man-band. El problema es desde dónde escribe la música Henry Metal. Desde un lugar demasiado personal, en el que el escucha termina perdiéndose en cuestiones demasiado particulares como para sentirse y verse en la música.

Metal O’clock es un disco que falla en muchos sentidos, pero igual escuchable  por una vez. Dificilmente sea una opción revisitarlo.

RESEÑA: Mavara

Por: Humberto González

Mavara lanza su nuevo disco, Consciousness, una especie de novela épica en la que cada uno de los episodios de la historia contienen una complejidad rítmico, sonora y lírica. En donde el metal más progresivo se une con intensos pasajes de rock n’ roll, unidos a la majestuosa voz de Ashkan Hamedi.

La banda iraní conjura este álbum en 10 extensos temas, en los que la profunda voz de Hamedi se convierte, una y otra vez, en el elemento clave para entender el devenir de este relato musical que es Consciousness. “Time Makers” es el tema con el cual Mavara decide presentar este nuevo proyecto, tema que ya cuenta con un videoclip: un lyric video experimental que muestra con detalle el arte del álbum, cuya conceptualización está muy elaborada. Desde su primer álbum, la banda iraní se ha visto interesada en proponer conceptos en todas sus entregas musicales. Lo hizo en el 2003 con Ultimate Sounds, un álbum que les dio reconocimiento e importancia en el mundo independiente, y lo vuelve a hacer con Consciousness

Es, de todas todas, un álbum hecho para escucharse de principio a fin, comenzando por la enigmática “Invasion” hasta concluir con el tema que da nombre al álbum. Arrebatador, extremo en momentos, y sutil en otros.

RESEÑA: Grupoem

Por: Humberto González

Quizás Grupoem no pueda remitir a ninguna otra banda en el mercado. Quizás nada se parezca a lo que la banda de Vancouver puede ofrecer. Es quizás la extraña melodía y voz de Marph, o los extraños arpegios, o el uso de los beats y la batería fuera de tiempo que hacen que los temas se tornen aún más y más fuera de lo común.

Sin embargo, Grupoem es una banda de virtuosos en cada uno de sus puestos. Con Terry Robinson detrás de la composición de toda la música y las guitarras, con Marph en las voces, Grupoem puede asemejarse al más dispar y disonante Husker Du, en algunos momentos. DirtChurch, su último álbum, está compuesto por 18 temas, quizás más de lo que suele ofrecer una banda, que van desde las cosas más mundanas hasta temas un tanto más “serios”.

“Hall of shame” es quizás el tema más interesante del álbum, una especie de tema punk en donde los riffs son repetitivos y ejecutados sin tanto cuidado; una producción imperfecta y con tiempos discordantes que convierten a “Hall of shame” en un tema digno de mosh y pits. Esto, hasta que llegamos a escuchar la desastroza “AssBankwardz”, un tema punk, desordenado, con la más graciosa de las letras de todo DirtChurch, un tema que recuerda al más genial Municipal Waste, y deja deseando por más de esa ejecución despreocupada.

https://groupoem.bandcamp.com/releases

RESEÑA: It’s Just Craig

Por: Humberto González

La gran e interesante It’s Just Craig despliega todas sus capacidades sonoras en una nueva entrega que sirve de abreboca para lo que será su nuevo álbum. La banda oriunda de Nashville, liderada por el interesante Marc Ford de Black Crowes, ofrece un pedacito de esto nuevo que se llama “DarkCorners”, siendo “Goonnight” el primer single.

El álbum es producido por el interesante John Vanderslice, productor de proyectos bastante experimentales como Spoon, o el de otros un poco más arriesgados a nivel comercial como DeathCab o St. Vincent. Lo que emerge de este proyecto es un disco interesante con tintes indie y goth que en momentos recuerdan al más interesante Pink Floyd. En momentos un tanto más pop, y en otros la experimentación se apodera.

El disco comienza con un sentido tema interpretado por Elijah Ford en el piano, que sirve como introducción para lo que se avecina: un piano que poco a poco va de lo clásico a algo un poco más glitch. Justo a su terminación, la voz de Ford se adueña del escenario en “Go”, un tema sensacional sobre las relaciones, sobre las decisiones de pareja y que podríarefuncionalizarse como un tema de despecho en todo el sentido musical.

Los solos de guitarra de Marc convierten al tema, de un “I don’t wanna go” repetitivo, a algo especial. El disco es esto, a lo largo de 10 lindos temas. Con la interesante voz de Ford como una ominosa melodía que nos persigue. Un disco esencial dentro del movimiento musical independiente.

REVIEW: The Rightly Soul – The Rightly Soul

Por: Humberto González

El último trabajo musical de The Rightly Soul es una pieza dedicada, especialmente, al sentimiento puro, al sentimiento romántico. El dúo compuesto por Greg Zeis y Jess Chizuk, oriundos de Búfalo, ha venido ofreciendo, poco a poco, pequeñas dosis de buena música, que ahora se conforma en su primer álbum discográfico.

El LP homónimo, compuesto por ocho canciones, está lleno de temas escritos desde el alma, sirviendo como una odisea a lo más clásico de la americana y el folk. Inspirados por la música de The Lumineers o Brandi Carlile, las guitarras que acompañan las dos voces de Jess y Greg convierten la música en una dulce serenata a lo largo de 40 agradables minutos, comenzando por “Blackberry Brandy”, en donde ya el rasgueo de las cuerdas, la dulce voz de Jess y la aspereza amigable de la voz de Greg comienzan a dar frutos en el viaje que es The Rightly So.

The Rightly So emerge como un dúo interesantísimo en la movida folk independiente de los Estados Unidos, y con grandes posibilidades de convertirse en una banda importante dentro de ella. Los dos jóvenes músicos no solo convierten a sus más excepcionales intereses musicales en propias composiciones inspiradoras, sino que contienen ese estilo clásico del folk dentro de historias y temas un tanto diferentes y contemporáneos para el género, como en la magnífica “Crashthis Car”, segundo tema del álbum y quizás la más diferente en el aspecto lírico.

The Rightly So es un LP con buenos momentos, y luego con algunos lugares comunes como es normal dentro de la música independiente. Sin embargo, es un buen comienzo para Jess y Greg. Un buen comienzo para  The Rightly So.

Aquí puede escuchar el álbum discrográfico de la banda: https://soundcloud.com/therightlyso/sets/the-rightly-so-1

REVIEW: Deep thoughts – The Peanut Gallery

Por: Humberto González

The Peanut Gallery es una especie de parodia hip hopera que tiene como cuna New Jersey. Un dúo un tanto peculiar, pues su música, a pesar de interesante, se incluye dentro de lo que podría llamarse “baja calidad”. Sus letras son crítica social de temas que ya a finales de los 80’s y los 90’s los raperos empezaban a dilucidar en sus letras. No es un secreto que la música ha caído en este renglón de la repetitividad, pero es imprescindible dejar de lado por el magnífico momento que está viviendo el hip-hop.

The Peanut Gallery es, entonces, una especie de parodia para la música del hip-hop. No es así definido por el dúo, quienes firmemente se incluyen como una propuesta diferente dentro del  género musical, pero así se percibe desde afuera. Un parodia divertida sobre el arte de hacer música. “Deep Thoughts” no tiene nada de profundo en muchos sentidos. No desde un aspecto técnico, desde un aspecto improvisacional, desde sus letras y, más notablemente, no desde la realización de su videoclip, que es construído con zooms digitales, transiciones forzosas y un coverage especialmente novato.

Pero divierte. Las voces del dúo son, por mucho, lo más interesante del tema. Pero esto no coloca a The Peanut Gallery en un peldaño del rap y hip-hop independiente imprescindible. Más bien, los lanza a un costado, a la espera de poder contar con una verdadera demostración de sus capacidades artísticas. Ellos mismos se definen como una propuesta con un estilo poco ortodoxo en la cultura. Hay que esperar y ver hasta donde pueden ser ciertas estas afirmaciones.

Aquí puede ver el vídeo: Deep thoughts