Es temporada de sombreros

Por Juan Pedro Cámara -@Juanpecamara-

Las fedoras, las boinas, los de copa, los bombines, los canotier; todos han inundado las pasarelas en 2011. Y es que, aunque los sombreros han estado siempre presentes en el mundo de la moda, la boda real entre Kate Middelton y el Príncipe William desató un furor pocas veces visto en torno a estos accesorios.

Desde los desfiles del otoño/invierno de este año, los sombreros se proyectaron como la tendencia más marcada de la temporada. Celebridades y personalidades de la moda han decidido adoptar este estilo —que comúnmente se asocia a extravagancia— en sus atuendos cotidianos.

Aunque muchas personas consideran que no están hechas para usar gorros, las opciones son numerosas y van desde las típicas fedoras, hasta propuestas más vintage como los pillbox o los sombreros cloche. Esta tendencia aplica tanto para hombres como para mujeres y promete quedarse hasta, por lo menos, finales de la primavera de 2012. La premisa este año pareciera ser la misma que popularizara el refrán de los 40s: “If you want to get ahead, get a hat”.

En su colección otoño/invierno 2011-2012, Gucci presentó una serie de sombreros de ala ancha.

La casa de moda francesa Lanvin también incluyó sombreros de estilo amish en su colección de esta temporada.

Marc Jacobs hizo de los pillbox un elemento distintivo de su colección otoño/invierno 2011-2012

Halloween: ¿Samhain, Noche de Brujas o Día de los Santos?

El 31 de octubre es quizás una de las fechas más atípicas del año. Millones de personas alrededor del mundo se preparan para celebrar Halloween. Pero, en realidad, ¿qué se celebra el día de hoy? La pregunta se torna difícil de responder, principalmente porque se trata de una de las fiestas más antiguas y que cada cultura se ha ido apropiando. Cierto es, sin embargo, que, por lo menos en sus comienzos, nada tenía que ver con fiestas, disfraces sexys y calabazas.

Por Juan Pedro Cámara Pérez

Un antiquísimo ritual celta

Los orígenes de esta celebración se remontan a tradiciones de los pueblos celtas que, desde hace más de dos mil años, ocupaban parte importante de Europa y Asia menor. El 31 de octubre celebraban el Samhain, fiesta que marcaba el final del calendario. Ese día, según sus creencias, los espíritus tenían la potestad de transitar por el mundo terrenal. Se preparaban, entonces, para ahuyentar a los malos, y alabar y comunicarse con los buenos, quienes les proporcionaban claves sobre su futuro.

Esa noche, dejaban comida fuera de sus casas —de lo que se origina la práctica del “dulce o truco”— para mantener a los difuntos felices. Se cree, también, que la tradición de usar máscaras y disfraces tenía que ver con emular la apariencia de los espíritus malos para evitar ser dañados.

La celebración en América Latina

En este lado del mundo, el día de Halloween se celebra de muchas formas. Tradicionalmente, por tratarse de un territorio dominado por la religión católica ese día se conmemora la víspera del Día de Todos los Santos o, en inglés, “all hallow‘s eve”, expresión que deviene en la palabra Halloween.

Con la cristianización de los pueblos celtas de Europa, las autoridades religiosas incluyeron esta fecha en el calendario como medio para desviar la atención de los rituales paganos que se realizaban aquel día. Sin embargo, la fiesta permaneció en la clandestinidad y fue trascendiendo las generaciones hasta llegar a diferentes rincones del mundo.

En América Latina, si bien existe una influencia importante del catolicismo que rechaza la celebración pagana del Halloween, otras manifestaciones han logrado permear la cultura de la región, principalmente producto del intercambio con Estados Unidos.

Estados Unidos: el monopolio y comercialización de la fiesta

Proveniente de ese legado celta que fue pasando de boca a boca, el Halloween llegó al norte de América de mano de los inmigrantes irlandeses. Allí se le dio forma a esos espíritus malignos de los que huían sus antecesores. Brujas, esqueletos, vampiros y fantasmas, provenientes de cientos de tradiciones y culturas diferentes, se incluyeron en la celebración que terminó siendo una homenaje a cualquier criatura tenebrosa. Nació, también, el “trick or treat”, derivado de la antigua tradición antes mencionada.

La influencia de este país en las distintas regiones del mundo ha terminado por exportar sus costumbres en este ámbito. Su forma de celebrar el Halloween ha terminado por suplantar casi todas las manifestaciones tradicionales que, el 31 de octubre, se llevan a cabo en occidente.

Los orientales también lo viven

La significación de esta fecha es tal que ha trascendido las barreras que usualmente existen para entrar en la cultura asiática. Países como Korea, China y Japón celebran esta festividad. Sin embargo, este hemisferio todavía conserva sus propias formas. Allí el Halloween sigue siendo una fecha solemne, en la que el principal objetivo es conmemorar a los familiares difuntos.

Con cambios significativos en cada país, en general, los asiáticos se dedican a honrar con ofrendas a sus seres queridos y a alumbrar su paso por este mundo en esa noche en que los espíritus se encuentran más cerca de nosotros.

BMX: Deporte Nacional

Autor: Joseph Artiles   –@joartilesl-

Los deportistas venezolanos, además de los obstáculos tradicionales, tienen que superar otros tantos que vienen con las condiciones del país. Por eso, para quienes lo logran, para quienes superan todo y alcanzan el triunfo, el mérito es mayor. Muchos de ellos terminan abandonando Venezuela, pero el orgullo es el mismo. Todo esto suena a beisbol y Grandes Ligas, si acaso a fútbol. Pero no, acá también hay quien destaca en basquetbol, surf y, cómo no, BMX.

Todo empezó cuando, con tan sólo quince años, Daniel Dhers decidió que quería dedicarse al BMX por el resto de su vida. Fue durante el año 1998 el día en que debutó en un skatepark y “voló” por primera vez en su bicicleta. Ya para el 2003, tras viajar a Argentina y Estados Unidos, donde tuvo oportunidad de perfeccionar sus habilidades, Daniel se hizo profesional.

Read More…