“El gobierno sólo se sostiene por los militares”

Hombre cercano a Chávez, en sus palabras más amigo que asesor, visitante frecuente de Miraflores hasta 2007, y creador del brand-name “socialismo del siglo XXI” con el que el difunto publicitó su revolución por el mundo, el sociólogo alemán Heinz Dieterich no es nada optimista con respecto al país y su futuro. “Maduro y su tropa no entendieron que tenían que buscar la solución negociada. Ahora están a un paso del abismo”, declaró recientemente en una entrevista con la agencia alemana DPA. ¿Y qué es el abismo? “La repetición de Nicaragua. Fuerzas paramilitares organizadas en Colombia, en sectores de la Amazonía de Perú y Brasil, que empiezan a destruir la infraestructura. Y eso lleva entonces a una situación más represiva todavía. Ya está prácticamente cerrada la Asamblea Nacional y la involución democrática interna en Venezuela se enfoca cada vez más hacia un desenlace trágico, sangriento”. Desenlace que pasará por los militares, en su opinión ‘el centro del poder del sistema’: “El Gobierno sólo se sostiene por los militares, si logras dividir esto, el Gobierno cae de inmediato”. Jura, de hecho, que es allí hacia donde apunta Trump: “El objetivo de la política de Washington en Venezuela es romper la unidad monolítica de los militares. Todos los factores se enfocan en los militares: el Gobierno tiene que mantener la unidad; la oposición tiene que lograr la división de los militares”. Y cuando eso pase, dice, vendrá un golpe de Estado: “Los militares son muy pragmáticos. Cuando vean que esto no tiene más futuro, entonces ellos mismos van a dar el golpe. Es lógico, porque ellos van a ser los salvadores de la Patria. Toman el poder, convocan a elecciones y salvan el pellejo porque van a decir: ‘nosotros les devolvemos la democracia formal con la condición de que nadie de nosotros va a la cárcel’. Y Maduro va al exilio. Cuando la solución se vuelva desesperada es el paso que van a dar, pero ese momento no ha llegado todavía”.

Pedro Luis Pedrosa

-¿Por qué no cayó la dictadura?

-Maduro no cayó porque a la acción de calle le faltó una acción política. Y esa acción política no llega por la cantidad de compromisos que existen entre factores del gobierno y factores de la oposición. Ninguno de los muchachos que estuvo en la calle tirando piedras lo hacía con aspiraciones políticas serias. Es decir, el país no iba a poner su futuro en manos de estos muchachos. De modo que a esa acción de rebelión, que se puede considerar como tal, le faltaba la rebelión de la clase política. Esa rebelión de la clase política no se da por cómo está conformado el sistema político venezolano: absolutamente toda la clase política (gobierno y oposición) gira en torno a la captación de renta petrolera. Y eso se ejecuta a través de negocios, contratistas, testaferros… Una cantidad de entramados de los cuales Derwick Associates debe ser apenas la punta del iceberg. Entonces no había, en realidad, una intención de la dirigencia opositora de que esas protestas se extendiesen tanto. Se vieron montados en un barco en el cual no querían estar. A este entramado de relaciones incestuosas y promiscuas entre gobierno y oposición, Bruce Bueno de Mesquita, en su libro ‘El Manual del Dictador’, lo describe como “el círculo del dictador”. Básicamente los partidos políticos venezolanos, desde hace tiempo, vienen fungiendo el papel de los llamados partidos del bloque de la Alemania Oriental, que se hacía llamar Alemania Democrática, donde había un partido hegemónico, que casualmente se llamaba Partido Socialista Unido Alemán, y una serie de partidos que participaban en un juego electoral que ya estaba previamente ganado por el partido hegemónico.

*Pedro Luis Pedrosa es un consultor político con una maestría en Relaciones Internacionales y una especialización en Derecho y Política Internacional cursadas en la Universidad Central de Venezuela, casa de estudios en la que ha impartido clases.